domingo, 7 de septiembre de 2008

Huellas


Es inútil
No puedo dejar de contenerte
Te contengo todo y me resisto
Contengo tu semen
Su saliva
Tu sudor
Tus olores
Tus espasmos
Contengo y reconvengo
Aunque no quiera
No puedo dejar
Por un momento
Que sigas habitando
En mis adentros
Mi razón se rebela
No me deja
Sacarte de una vez
Y para siempre
De esta eterna
huella
Que me instruye
De la misma manera
Que destruye.

Ade

4 comentarios:

josé dijo...

Tan difícil es que liberes algo, amiga?, vos o tu personaje tienen convicciones firmes sin dudas aunque vengan degollando. Mi afecto AD.

zeta dijo...

Descuida, ya pasó, simplemente fue un mal rato y un montón de razones que no me permitieron escribir ayer, espero hoy hacerlo, aunque sea un poco, suerte, gracias, chao.

Darío Mira dijo...

"Parece todo tan facil como extender la mano y es tan lejano y tan frágil que estoy tentando en emprender hoy mismo un curso acerlerado de transformismo". Decia Juan Manuel, cuando abris el corazón y dejas que toque cada fibra íntima, cuesta tiempo limpiar cada una de esas células y parece que una vida no alcanza, pero es cuestión de mirar para adelante y ver como una flor hace el esfuerzo por nacer y se desvive por llenar de esperanzas a cada soñador.

*MeL* dijo...

Que bello escrito... pasaba a conocer el blog, desde mi trabajo te saludo... Un beso ..


Mel.-