viernes, 18 de diciembre de 2009

Interferencia

El era oscuro,
Ella matizada
El era hielo
Indiferencia
Hastío
Ella dudas
interferencia
Laxa
A el la noche sin estrellas
le pasaba por encima
A ella las estrellas la impulsaban
Confundida miraba hacia lo opuesto
El era pasión de sexo y ganas
Después... el frío
Ella era sueños, dualidad
Fragua.
El se perdió en recuerdos reclamantes
Ella partió, se perdió en ficciones.
Estoy leve, ella susurraba.
Soy denso, opaco, ella no deduce.

Ade

jueves, 3 de diciembre de 2009

Pasaje

Soy el capitán de un barco,
que se quedo sin velas
Me pierdo en el naufragio,
me visto te etiqueta.
También soy el jinete que mancó su caballo.
A puro pelo monto,
lo que quedó en la huella.
Soy el estereotipo de la duda,
el cansancio.
La noche que sin lunas trató de anclar las velas.
El grito putrefacto de los cocodrilos.
Un día descalzo
que desgarro la carne
de un manojo de ideas.
Idealismo fofo,
sin más luz que una ausencia
La sombra malgastada
La lasitud
La huída

Ade

viernes, 27 de noviembre de 2009

¨Réquiem para Manuel

El sueño
eterno
imbatible
terrible duda de tu último suspiro
El instante
La terrible ausencia
¿Alivio?
¿inmolación?
Tormento

Cerraste todos los caminos
Franqueaste todas las entradas
No pude leerte
No entendí tu grito

Te encontrare
En la nube
En la estrella
En tu bosque naranja

Ade

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Reflejo

Cambiarías las cosas, cuando me encuentres algún día?
Creo que forzaría la ventana que te oculta mi cara
Seguramente abriría ambas hojas y te vería desde afuera,
Que te parece? Hay olor a lluvia, responderías riendo
Hay olor a tierra mojada, te diría
Hay perfumes a vida, olores penetrantes, la luz de la mañana
Las sombra de tus brazos
La ilusión recobrada
La timidez de años
Forcé ya tu ventana y te encontré ahí dentro
Me sonreí de apoco
Me reflejé en tu ego.

Ade

sábado, 7 de noviembre de 2009

La soga

Insistiría hasta que la permanencia le agotase la espalda. Casi sin pensamientos, ya sin candor, el debía decidir. Por instantes F se debatía entre el dolor de estar y la esperanza anudada en una soga, que le cercaba la ventana del todavía. Podía indudablemente apoyarse en el cielorraso. Podía consumir el oxigeno escondido en el. Podía imaginar al rio dentro de un buen tonel de vino. Podía ondularse. Rodar por el piso de madera encerado. Podía enloquecer de amor, con las notas del piano. Tomar la copa. Llenarla con lágrimas pasadas. Si, llenaría mil hasta que la última casi vacía, lo atrapase. Así atraparon las letras a ese libro roído por abusar del texto. F podía muchas cosas, pero estaba agotado. Fue ahí cuando F se aproximo a una mesa, se sacó los anteojos, liberó la ventana, decidió lo imperioso.
Se fue pensando en ella, su guitarra gastada, que lo acompañó en duras transas, en soledades, en manos corroídas, en cierta ilusión, en transito.

Ade

viernes, 30 de octubre de 2009

caminante de lo alógico

Quiero al mundo surrealista
El del Bosco de Bretón y de Dalí
De Molina de Oliverio de Cortazar
Onírico
con sus genialidades
Evolución de la metamorfosis
Inconveniente
Caminante de lo alógico
evocador del caos
erotismo lujurioso
lúbrico
Quiero al mundo
surrealista
para mi
para vos
para este mundo

Ade

miércoles, 21 de octubre de 2009

Circular

Y empezó el descenso, círculos enormes de una escalera caracol. Cada vez más grandes. Desciende y el espacio entre un escalón y otro se profundiza, igual que su curiosidad. Quiere llegar al piso de abajo, segura. Ahí encontrara los colores de una sombra que se olvido, es muy olvidadiza, el día que comenzó el ascenso. Las paredes desaparecen y el paisaje tiene ojos. Gigantes. Pequeños. A veces cree que la miran como los ojos de un pescado. Quieto. Seco. En pleno descenso una luz la encandila, quiere reflejarse en ella, pero es tan potente que sólo la hace descender hacia el vacío. Un olor dulce y conocido, la envuelve. Vainilla. Blandos y cálidos olores. Vainilla y chocolate. Vainilla y café. Vainilla, noches de vainilla. Toca, huele, ve, trasborda, se aquieta, salta, baila. Pisa el ruedo de su pollera azul y desciende cinco escalones más. Casi llega. Le grita a su sombra, ahora blanca con manchas carmesí:”esperame, estoy cerca”. Esta parece sonreír. Desciende. Se encuentro con ella, con el mundo. Se deja llevar hacia la vereda. Abren la pesada puerta de madera añosa. Ahora sin mirar hacia atrás caminan holgadas, su sombra blanca y ella.

Ade

jueves, 15 de octubre de 2009

Soltar la carcajada

Reírse
Soltar la carcajada
Reírse hasta con las entrañas
Mirar de frente a la vida y desafiarla
Soñar con un amor a pura risa
Un poco de la melancolía
sólo por un rato, es poesía
Pero que la risa inunde los espacios
Llenar de risas tu cara tus brazos fuertes
Abrazarte y colmarte de alegrías
Amarte siempre desde lo más puro
Limpiar el alma y volar con la risa
Amarte todo inundarte de vida
Basta ya de tristezas
aún estamos enérgicos
Esperarte regando tus pasos con mi risa
Compartir junto a vos la alegría, tu música
Bañarnos de colores
De poesía de sueños
Abrazarte muy fuerte,
alejar a las sombras
Y cubrirnos de luz
Compartir fantasías
Basta ya de penurias
que la vida se escapa
Te amo con locura
y porque tu locura
se parece a la mía
Soltá la carcajada
Dale, no te contengas
Vivamos como locos
Abracemos la vida

Ade

sábado, 10 de octubre de 2009

Ella es...

Mariposa con tres alas y seis anillos
Multiplica, cuadruplica la balanza
Es efímera rebelde peligrosa
Sin paréntesis sin comas sin perfumes
Con la sonrisa amplia nos encuentra
En los gestos cotidianos
En las luces
Ella llega de a poco, pero llega
cuando el alma se abre, se acomoda
para ver el brillo, la inocencia
esperando a sentir la lluvia fresca

es la canción que completó en algún sueño
es la esperanza, la duda
nuestros encuentros

Un teflón calentándose en la hornalla
Mientras soplan los vientos del invierno

Ade

miércoles, 7 de octubre de 2009

Cazuela de arroz y vegetales

El fuego está encendido
Busco arrinconarme en tus manos
La hornalla quema
Y ahí en el calor hacia una pequeña pausa,
Fuimos

Preparo la sartén
Corto en juliana el ají rojo
Lo mezclo con el blanco envejecido del arroz integral
Mientras pregunto, si debo resignarme a esto
que será creciente y ya no me sorprende

Cazuela de arroz y vegetales
Imprimen de color los aderezos
con una cuchara de madera los envuelvo
Y en silencio te pienso
por las calles del sol

Esta vez no agregare más fuego
Sólo colores de matiz contraste
Que evocaran tu rostro y tu sonrisa
En un gesto rebelde
De la metamorfosis

Mantel individual con esterillas
Cuencos de cerámica tierra y rojo
Los vasos los cubiertos
el pan caliente
comparto en soledad en esta cena

Completo en aire y fuego
El cuadro está colgado
La poesía intacta
La guitarra descansa
Silenciosa

Con un cuchillo de papel se cortan las palabras…

Ade

domingo, 4 de octubre de 2009

Las cosas sencillas

Quiero descubrir la trama
Sencilla de las cosas.

Ahí mis sentidos
Ahí mis manos, mis ojos
Mi mirada.

Cosas que se van perdiendo
en una loca carrera
pero siento que están,
las imagino

Descubriré nuevamente sus tejidos
Sus olores, colores, formas
Casi como un punto, como una coma

Encenderé mi camino
Iré en su búsqueda
Dejaré que asomen frescas

Quizá así entienda…

Ade

martes, 29 de septiembre de 2009

Quiero

Quiero un amor
despreocupado
Un amor que acompañe
suaves paralelas
Que se vistan de placeres
los fantasmas
Quiero un amor
sin nudos
Tranquilo,
apasionado
Libre.
Quiero que recorriendo mi cuerpo
pueda encontrarte pleno
Que al besar mi boca
Yo pueda entrar
en todos tus molares
Que me goces
y mientras yo te gozo
podamos extasiar
lo más urgente
El placer
hasta llegar a las paredes
Con orgasmos
Con ofrendas

Quiero un amor rebelde y loco
Quiero un amor que llegue, así, despacio…

Ade

miércoles, 23 de septiembre de 2009

19,15

Es la hora
La hora de la ausencia
De los desencuentros
La hora del poniente
La maldita hora

El bloque de cemento
No se mueve
Inercias
Desprolijas
Trasbordos del sol al desacierto

Maldita hora
Cuando bailan los fantasmas
Agigantados
Malditos fantasmas
Dueños de estas horas

La hora del abrazo que se quedo vacío
Del sueño que se va por las paredes
Del despertar durmiendo en la interrupciones
De acumular toxinas en la espalda

Pronto habrá música, habrá colores, baile
Y llegará el sol, tu olor y una ventana
Entonces con la luz morirá la hora maldita, la maldita ahora.

Ade

domingo, 20 de septiembre de 2009

Que sería de la vida...(Nueva poesía escrita por Manuel)

Que sería de la vida:
Sin riesgo;
sin olores;
sin colores.
O mejor:
sin razones;
sin apuros;
sin traiciones.
O peor:
con religiones;
con divisiones;
con opiniones.
Más aún:
sin montones;
con fronteras;
sin horizontes.
Que sería de la muerte;
sin melodías
sin vos...


Manuel

martes, 8 de septiembre de 2009

Sentir

Jugar con fuego
Arder en fuego
Quemarse el cuerpo
El alma
Las hilachas
Jugar y abrazarse
Sentir el fuego
Ser desparramada
Infinita, constante

Y quedar después tan fría…

Ade

sábado, 29 de agosto de 2009

En el cajón mas seguro de la comoda

Despertáte, no hagas como ella que eligió dormir sin almohadas
Salí a la calle, suelta, floja, en relax
Inventate una escalera en serpentinas
Que no te vistan de azul, ni con estrellas
Vestite vos como te de la gana y estirá hasta los pies
La tristeza mirala y escuchala
Pero después metela en un cajón con ropas, de esas muy usadas
Y que se arregle. Cerra con fuerza el cajón de la cómoda.
Eso si, asegurate de encontrar un cajón seguro y con candado…
Ahora ¿ sabés?: Hay utopías
Calzate una en el cuarto botón de la camisa
Y seguí caminando con soltura
O simplemente camina, siempre andar, siempre
No duermas más, abrí grandes tus ojos
Pedile a Drácula que te enseñe
A sacate la estaca, que te atraviesa el envoltorio

Ade

jueves, 13 de agosto de 2009

Con flores de lavanda

El día que yo muera, vos sostendrás mi mano; y ante lo irremediable me vestirás de azul. Colocarás mis palmas hacia arriba, en posición de entrega. Peinaras mi cabello, ahora largo, o lo modelarás con gel, si decido cortarlo.Pintarás mis labios color rosa pálido, ese que me gusta tanto.Delinearas mis ojos, maquillarás mi rostro dibujando estrellas en mi frente.Cubrirás mi cuerpo con flores de lavanda. El día que yo muera, será menos tu angustia, mi recuerdo será una ola rebelde convertida en espuma. Visitarás mi tumba, cubierta en tulipanes de variados colores. Recordarás mi risa, olvidarás mis lágrimas. Y ahora ya serena me alejaré de a poco y una suave sonrisa dibujaré en tu rostro.

Ade

martes, 11 de agosto de 2009

EL SERVIDOR NO ME SIRVE

HOLA A TODOS MIS AMIGOS, LOS QUERIDOS AMIGOS DE "LA LUNA ROJA"
TENGO UNOS PEQUEÑOS PROBLEMAS CON ESTA COSA VIRTUAL, ESPERO SOLUCIONARLO MUY PRONTO, NECESITO IR A VISITARLOS, LOS EXTRAÑO, BESOS Y MAS Y MAS BESOS. ADE

miércoles, 5 de agosto de 2009

Cuando te pierdo

Comenzó desarmando la cama, sacó las sabanas las fundas, buscaba, pero nada.Dio vuelta el colchón..Miro con desesperación la mesa de luz, abrió el cajón y tiro en el piso su contenido. Arañaba recuerdos, pero no la encontraba..Abrió las puertas del placard, busco en las perchas, en las cajoneras. En los abrigos, en los desconsuelos, en las batas colgadas, en las toallas, en las polleras, en las blusas, en los fantasmas, en los estantes superiores, en las vanidades, en las mantas de arriba, en las penas de abajo. Busco en los rincones, en las veredas, en las lámparas del techo, en las raíces del piso. Busco en la escalera, en el armario , en la luna, en el cielo. Buscó en las alacenas, en la mesa en las sillas, detrás de las cortinas, en los taparrollos, en los cubreanhelos, en la escasez, en la abundancia, en lo justo, en los atropellos. Busco en el galpón de herramientas, en los lápices de colores apagados, en encendidas tintas. En las páginas amarillas de un libro, en páginas gastadas en páginas que nunca se escribieron. En la heladera, en el calefón. Se metió en las cañerías, en los contrapisos, en las vigas del techo, en los revoques alisados, en recuerdos ingenuos. Abrió el portón, buscaba en el atajo, en el árbol con hojas, en corazones secos.Corrió hasta la esquina de la calle más próxima, busco en los cordones, en fuentes, en jardines, detrás de las macetas, arriba de los sueños, en las frases ajadas, en el calor del piso, en gélidas miradas, en los focos de luz, en ventanas ajenas.Cansada muy cansada, busco en el espejo, reflejada de angustias y entonces así de pronto, azul como la vida aleteando ternura, se le posó en un hombro.Ade

domingo, 2 de agosto de 2009

Necesidades

…tomo sus manos
abrigó su cuerpo
acarició su aura
se internó en silencios
entibió su noche

Eso era lo que ella necesitaba:
abrigo…


Ade y la luna roja

domingo, 26 de julio de 2009

Perdidos...

¿En que momento empezamos a perdernos en un mundo irreal?
Fuimos atrapados por lo virtual, para calmar la sed del desierto
Y el desierto virtual, sólo nos dio espejismos
Necesitábamos agua y bebimos ansiosos, partículas de arena.
Necesitábamos caricias y compramos charlas virtuales que nos llenaron la cabeza de mierda.
Estábamos vivos y sin darnos cuentas fuimos muriendo en la mentira de una comunicación rápida y nefasta
Que pobres, que ignorantes. Perdimos el reconocernos
Adictos a Internet, adictos a ser sólo una puta casilla de correo electrónico
Un Chat desconocido, boludeces rancias
Soñábamos ser libres y nos esclavizamos
Y ahora acá estamos, sin espejos, sin rumbo, tan incomunicados.
Ade

martes, 21 de julio de 2009

Cuando ella se enamora

Ella se enamora hasta de la duda
ella se enamora de la intersección
entre recuerdo y añoranza
ella se enamora de los desperfectos
Quánticos y sostenidos
De ahogos y promesas
ella no se enamora del sol,
se enamora de su lejanía
Ella puede enamorarse
de una estrella fugaz
porque sabe que en su ciclo de estrella
no existe nada más que la estrella
Ella se enamora del sabor dulzón del fruto
porque no puede resistir la tentación.

Y entonces es ahí
cuando ella se enamora
del no poder enamorarse
Y entiende, torpemente
que ella sólo se enamora
cuando los repasos
del amor
la acechan.

Ade

domingo, 12 de julio de 2009

El despertar del miedo

…y ahí está: pegada. Ahora siente que algo la sujeta. Algo tironea su tapadito de paño azul. No mira. La nena no puede ver. La nena no quiere ver. Una pitón tritura su esqueleto. Si, una fría pitón que la deglute, la tritura, la asfixia Esa sensación la ahoga, la encierra, la acorrala, no hay aire. Se sofoca. La nena se hace pis, sus zapatitos marrones del colegio están mojados. Las medias de muselina largas, también. Siente frío. Quiere correr. No puede.
Mamá juega con huesos, calavera sin ojos. ¿ que es eso?. Mamá juega con huesos. Calavera sin ojos, pozo profundo y negro. Hombres con palas. Piedras blancas mezcladas con tierra. La nena no ve el jardín con flores. No esta. Calavera sin ojos. Mamá juega con huesos. La nena juega con el verde del abuelo. Calavera sin verdes. Ojos robados. La nena llora. Jardín sin flores. La nena, ya no juega en el jardín de las piedritas blancas.
Mamá guardó los huesos en una caja. Hace frío.
La nena quiere correr y algo la sujeta por la espalda.

Ade

miércoles, 8 de julio de 2009

Malabares

Estereotipada e histriónica
Con un salto audaz
Me sumergí en tus manos
Y mas histriónica
Y menos estereotipada
Nade sin agua y sin brazos

Sin disfraces seguí siempre nadando

Ahora soy un gourmet
mientras contemplas
Cómo el payaso
funciona tumbando vientos
sacude zonas
peligrosos huecos

Antagónicos versos sin prosa

Estereotipada e histriónica
Acumule despacio
Tus sentencias
Tu necedad y mi osadía
De creer vencerme disfrutada

Cuando nada sea solamente nada
Despertaré en la nada y seré sueño

Ade

sábado, 4 de julio de 2009

Perspectiva de tu boca

La vida vuela
La puta que vuela
La muy guacha….
Y en el medio del vuelo
está tu boca
que invita a imaginar
lo que se siente
cuando bebo tu lengua
y tus paréntesis
tu boca sabe a sensual
éxodo de limón y menta
y mientras vuela la vida
me quedo con tu aliento
tibieza de tu boca
insolente.
Repaso tu cuerpo
con mi boca
recorro tus rincones
en perspectiva
desde lo mas inmenso
a lo más imperceptible
desde la ingle para lo más intenso
y sigo en perspectiva, siempre
a comer de tu boca
y de tu aliento
entonces la vida fluye
en tus espasmos
que dirigen los míos
cuando adentro
de mi boca
bebo tus urgentes avalanchas
en perspectiva, siempre
desde lo mas violento
a lo más tibio
y la vida guacha que vuela
pero atrapa
en un vuelo
pasional
desde tu boca a mi boca
a otras bocas.


Ade

miércoles, 1 de julio de 2009

Peligrosa indiferencia

En voz muy lenta hablo junto a su oído y dijo: “ estamos emergentes, hay peligro”. No obtuvo respuestas, sólo su voz que caía cerca de las hiedras. Volvió a intentarlo, ahora su voz se engrosó un poco, se acercó a su otro oído, esta vez el derecho, y dijo: “ nos van a matar, ya no nos necesitan”. Su interlocutor seguía con voraz sordera. Estaba demasiado aletargado en su ignorancia. Finalmente, ella se levantó. Se despidió con la voz quebrada por el llanto, y se fue.
Las hiedras la abrigaban aún heladas. Ella estaba contra el paredón sin encontrar una ventana. Aunque las hiedras, son especiales en el abrazo, hace años que acarician al muro indiferente.
La masa que cubría las calles del detonador de imágenes, la asustaba. La pared húmeda recorrida por esa enredadera que enredaba ausencias, tiritaba de frío y descontento. Fue ahí durante el descontento del muro que ella entendió que para los otros, la muerte no sería una evolución perjudicial.
Los otros se habían asesorado con los búhos y estos habían impregnado de imágenes factas sus sentidos.
Entonces, los otros, acudían a los abogados para tomar consejo y detrás de ellos venía un empleado con esas actas que, en realidad, se supone, son secretas.
Actas secretas nublaron la razón de los emergentes y no supieron darse cuenta del peligro. No sabían escuchar, nunca nadie les dijo que el futuro exterminio ya estaba llegando y ahora era un presente comprometiendo emergentes realidades preparadas.
Ella, se despidió de la abrigada hiedra, camino hacia la estación de trenes más cercana. La fiebre ya había comenzado, un sudor de ignorancias emergentes le recorría el alma. Volvió a sentir el abrazo de las hiedras, estas le recordaban a las viejas locomotoras de los trenes, siempre haciendo fuerza para poder mover vagones, agarradas con vigor a las vías, calentando los durmientes a su paso.
Entonces, totalmente desvalida y sola se acomodó tras la barrera del ferrocarril, sin apuro, porque le gustaba.

Ade

lunes, 29 de junio de 2009

Cerretti y Nirvana

Esta fue mi casa, mi hogar por veinte años. Les presento a "Cerretti", muchos de ustedes habran leido sobre ella en mi blog, y se preguntaban:¿ que es Cerretti? Cerretti fueron cuatro corazones palpitando en sus paredes. Adios Cerretti...

Cerretti y Nirvana, Nirvana y Cerretti, dos realidades distintas, dos pasados. Es como que todo estuviera concluyendo y aunándose el fin en algún lado. Que rara sensación de desarraigo. Ade



viernes, 26 de junio de 2009

Nirvana, el final - (Cap. 5)

A veces era de quebracho, otras de cristal. Cuando ese día fue de cristal, sin medir errores , sin estrategias, se dirigió al callejón. Llegó hasta el aljibe. Lo recorrió con los ojos del miedo. Sabía que ahí, en el fondo estaba la botella. Necesitaba de ese deseo. Siempre necesito de los deseos. Deseos de Nirvana. El gnomo había desparecido. Sintió alivio. Más segura encapsulada en su estructura de cristal, se acerco más y más hacia el aljibe. Ahora estaba como tatuada , cerca, demasiado. Decidida comenzó a descender. A medida que descendía, su vida, sueños, su peor pesadilla, acosaban su memoria. Siguió bajando, cada vea más. Llegó al bosque. Era espectral, sombrío, seco. Camino esquivando sus fantasmas, los de ambos. Siguió Respiro. Comenzó la búsqueda de la botella vacía. Pronto, cerca del mas oscuro de los espectros, la vio. Se acerco. Dudo. Giro su cabeza, hacia otro foco. Volvió a dudar. Un frío gelatinoso descendía por su cuerpo. Frio y gelatina. Había Olores fuertes. Alcanfor, incienso, ruda. Se arrodillo. Entonces fue cuando descubrió que el vidrio reflejaba extraños colores, siglos de colores. Se acordó de un viejo calidoscopio olvidado en alguna parte. A medida que observaba la botella, se iba adormeciendo, más, más profundo. Cuando despertó del letargo. Recordó. La tomo rápidamente , con vigor, sin miedos, y comenzó el ascenso.Al salir del aljibe, estaba él, serio, arrugado , mísero, esperándola. Le entregó la botella, en un gesto rápido. El gomo la miro con esa mirada de siglos y le dijo: -“ pide tu deseo, ahora”. Ella sonrió, apenas, y casi con una voz inaudible gimio- “Quiero volver a Nirvana”. El gomo comenzó a sacudirse, temblaba. La miro fijamente y con una voz seca le con
testó:-“ No puedo conceder tu deseo, no puedes volver al lugar de donde nunca te has ido”.
Fin

Ade

lunes, 22 de junio de 2009

El despertar

Cuando se levanto esa tarde, después de una larga siesta, él se sintió diferente.
Lentamente se dirigió al baño. Abrió la canilla de agua fría. Se lavo la cara. Lentamente sus ojos se metieron en el reflejo del espejo. El era diferente. Las marcas que la angustia deja en la piel habían desaparecido. El temblor de su cuerpo, también. La mueca de dolor de su boca, no estaba. Sus ropas arrugadas y viejas ahora lucían impecablemente limpias. Había un olor dulzón y fresco brotando de sus manos. Acaricio con sus manos las ventanas y las sintió amplias. Con sus dedos finos y largos sacudió melodías de guitarra. Un calor tibio y placentero envolvía con calma su esqueleto .Entonces abrió espaciosamente las puertas de su departamento. Con una sonrisa tranquila salió a la calle. Camino todo el día y toda la noche, el amanecer y la mañana. Camino impecable y sereno. Nunca dejo de caminar a partir de ese día. Nunca supo quien había sido antes de la siesta. Nunca se preocupo en saberlo. Ahora avanza con una sonrisa dibujada en su espalda.

Ade

sábado, 20 de junio de 2009

Nirvana - Al limite (Cap 4)

Llueve. Camina segura. El callejón la envuelve.
En pasado y en agua comienza la sinuosa ronda de recuerdos. Y recuerda. Hubo un día que la encontré repasando presencias. No supe escucharla. Estaba un poco confundida. No lograba entender porque Nirvana.Ahora veo su cara. Lágrimas empetroladas bajan al suelo. Caen. El piso se oscurece como un mar tenebroso. Me corro un poco y dejo que sus lágrimas deambulen hacia otro mar que pueda cristalizarlas. Aunque temo. El cristal podría cortar su apariencia. Entonces se que su sombra haría jugadas al limite. La miro. Desde este ángulo adonde estoy parada, la escucho jurar que no volverá a Nirvana. Se muy bien que el destino puede estar vagando para que ese juramento fracase. Le deseo suerte. Mi pensamiento se hunde en su mirada.


Ade

jueves, 18 de junio de 2009

Viaje

Un alma que está sola
Un témpano de locos
Un simulacro rancio
Un recuerdo agrisado
Un caer en las piedras
Un subir arañando
Un cause sin su rio
Un presagio del miedo
Un eslabón que ordena
Un eslabón que pierde
Un ciclo permanente
Un permanente aguante
Un pájaro sangrando
Un viaje sin destino
Un destino perdido
Un deambular de aves

Ade

domingo, 14 de junio de 2009

Encontrando a Nirvana (Cap. 3)

Nunca sospecho que el era Nirvana. Con el correr de los años, no recuerda como, supo su nombre. Seguía siendo solo un rostro conocido entre tantos otros que no lograba identificar.El real encuentro con Nirvana fue de casualidad, un día casual. Necesitaba hablar. En el silencio el cruzo por su desierto.No hubo charlas previas, solo se miraron y se tocaron. Ese día hicieron el amor cinco rostros, el de ella, el de él y tres fantasmas.El segundo encuentro fue más certero y furioso. Los fantasmas no daban tregua. Querían sangre, querían almas. Tuvieron lo que deseaban. Hubo un momento en que los fantasmas se agigantaron, luego de a poco se fueron apartando. Entonces las manos de Nirvana instalaron la ternura en tiempo y espacio ganados al miedo.Ella sabía que para volver a Nirvana debería primero transitar el callejón del aljibe, adonde un duende cruel la hostigaría hasta que bajara en busca de la botella de los deseos.También su instinto le decía que Nirvana podía ser más duro y cruel que el duende.

Ade

sábado, 13 de junio de 2009

Sin luna

Desamparada
Así esta hoy
Desamparada
La luna roja
Se fue a alguna parte
Y veinte años
Quebraron en nostalgia
Cerretti muere
Y revive la ausencia
Desamparada
Sin luna
Sin reservas
Se pierde en las alturas
De la desesperanza

Ade

martes, 9 de junio de 2009

En el callejón tras Nirvana (Cap 2)

Hay una ciudad oculta por un denso bosque. En la intersección de una calle y otra aparece la provocación de un callejón desvencijado. Al final hay un aljibe ocupado por un duende de apariencia extraña. Cada vez que ella necesitaba encontrar a Nirvana, era su paso obligado la guarida del gnomo . Este hombre de rostro vacío sin más luces que un sonido cruel, con un salto certero se posaba en su hombro murmurando : “ antes de Nirvana deberás pasar por el bosque que habita en el fondo del aljibe, detrás del árbol mas espectral y sombrío hay una botella, traemela y tus deseos serán concedidos”. Era ahí cuando se podía sentir el escalofrío del callejón .Helada volvía tras sus pasos, jurando que nunca más se acordaría de Nirvana.

Ade

domingo, 7 de junio de 2009

Zurciendo colores

Saturó su camisa con colores
Ignoró al amarillo
En hojas disimulo
Desarmando colores

Violáceos ignorados
zurcen complementarios
mientras que suplementarios
aprietan viejos colores

Colores que zurcieron otoños urbanos
ásperos por erosión
de color asexuado
de vírgenes pasionales
que visten naranjas lujuriosos
que cosen azules en las trampas
que desarman los colores de sus culpas

Y entre los omitidos
los ignorados
los deglutidos
una extensa gama de colores inventados
danza hasta muy tarde
en un mundo
con placeres de hule

Ade


miércoles, 3 de junio de 2009

Recuerdos de Nirvana (Cap 1)

Si ese día ella no hubiese estado tan audaz Si no hubiese marcado ese numero de teléfono y ese interno. Si no hubiese subido al colectivo después de ver el cielo oscurecido. Si ese cielo no hubiese anunciado la locuaz tormenta en pocos minutos. Si hubiese esperado a que anochezca. Si hubiese impregnado su cuerpo de cordura. Si las mariposas grises no hubiesen revoloteado cerca de su estomago. Si el tornado hubiese desviado su camino. Si el paraguas de colores tristes no se hubiese abierto y estrellado en el viento. Si la tormenta anunciada no se hubiese adelantado tanto. Si sus pasos , seguros, hubiesen cruzado por la duda. Si tantas otras cosas no la hubiesen abarcado. Hoy ella no se acordaría de Nirvana.

Ade

jueves, 28 de mayo de 2009

Horizontes pulposos

Y columpiándose en la rama del jardín de las contrariedades, canto. Y buscando, porque así lo había decidido, buscó
Con una pala, no demasiado grande ni demasiado angulosa, comenzó a remover la tierra del jardín sin rancho. Cada tanto miraba el horizonte. Y con la tierra seca vestida de pasiones húmedas y desencuentros húmedos, juró que sus dedos de estaño encontrarían en el infinito de tanta humedad lo que había perdido.
Cuando con los dientes subterráneos de pecados estaba por atrapar la ausencia, justo en ese momento, volvió a levantar la vista. Horizontes pulposos se acercaban. Entonces sintió como unos tentáculos buscaban lo que ella no podía encontrar. Mientras, las culpas huían por el jardín de los desacuerdos.

Ade

domingo, 24 de mayo de 2009

Postal Urbana de la cotidianeidad

Se me engancho el poncho en el cordón de la vereda con agujeros; ahora ando desabrigada por la vidurria. Quiero mi poncho.
La señora de campera roja camina apurada para ganarle la pulseada al frío de la mañana.
Los perros, organizadamente, levantan la pata y mean murales en sepia en las paredes del barrio.
El mercadito de la vuelta bosteza la persiana.
Las vecinas madrugadoras aguardan el comienzo de un día más. Las bolsas a rayas emiten los sonidos del color. Al compás del parloteo mañanero, danzan.
Al llegar a la esquina el colectivo abre la boca y me invita a que suba. En una brusca maniobra el chofer logra desparramar las monedas por el piso. Las junto y las introduzco en la máquina, la magia convierte al metal en un papel blanco con letras negras que dice: 1,10.
Las ventanas de las casas miran curiosas porque deben saber adonde quedaron las partes que perdí de mi poncho.
El sol seduce. Los árboles siguen desnudándose aunque haga frió.
En una esquina cinco guardapolvos blancos cuelgan las mochilas sobre sus espaldas y cinco pequeñas bocas humean.
Es la mañana, es un día más, es la rutina que a veces cambia aunque parezca estática. Es un pequeño tramo en la partuza de horas, de las veinticuatro que dura el día.

Ade

viernes, 22 de mayo de 2009

Esas cosas que...


Adentro, muy adentro
Adentro de mis poros
Adentro, muy adentro
Adentro de mis huecos
Adentro, muy adentro
Adentro de mis abstracciones húmedas
Adentro, muy adentro
Adentro de repasos
Adentro, muy adentro
Adentro de tus miedos
Adentro, muy adentro
Con muy suaves espasmos
Adentro tan adentro
Que te pierdo en el fuego
Adentro, muy adentro
Que lloras de impotencia
De miedos
De vocablos
Que transportan la esencia

Tan simple e imprecisa
Fue la huida
Ade

lunes, 18 de mayo de 2009

Para que no se note

Para que no se note,
me dejo seducir
por tus espaldas,
y si de ellas se trata,
cruzas en solfa
el hueco de mis huesos,
y vuelvo a reclinarme
entre tus piernas
que se abalanzan pidiendo
arrastradas
hasta lo profundo de mi cuello.
Te pierdo
y entonces retrocedo,
para poder observarte
desde adentro
por fuera todo es fugaz ,
llamando al cabalero,
que dejó de perseguirte por un día,
pero tranquilo regresa
te despide,
mientras tanto yo muero en tus rodillas
y tu sexo me oprime
y me libera,
no pudiendo comprender mi frágil mente
si de loca o de frágil
te desea.
Ade

jueves, 14 de mayo de 2009

Aire

Se manifestaba en el aire.
Abría la ventana envuelta en aire.
Caminaba las calles
sin pisar las veredas.
Hacía los mandados
viajando con el viento.
Desayunaba a las ocho con mate
saboreaba burbujas.
Observaba las cosas
desde angulosas bocanadas de viento.
Se bebía el aire de a sorbos.

Ella podía hacerlo
era viento,
corriente,
soplo.

Poseída totalmente por el aire.
Ade

domingo, 10 de mayo de 2009

Esculturas

Y de sus poros brotaron mariposas,
Flores coloridas de papel de junco
Hojas de cartón inventado
Y de sus pelos asomaron alas rojas
Y de su corazón un sapo
Que soñaba
Con convertirse
En príncipe.

Entonces su boca
esculpió estrellas.


Ade

viernes, 8 de mayo de 2009

Prórrogas

Estas
Estoy
Desenfrenados
Vamos
Hacemos
coleccionamos
Tan congelados
Venís
Te tengo
Lejos
Calmo
Muy calmo
Respiro
Zurzo
por los tinglados
Siento
Percibo
Anhelo
Y tiemblo
Toda de a plazos.

Ade

martes, 5 de mayo de 2009

Trescientos sesenta grados

Con un movimiento brusco sacó toda esa tierra espantosa que avejentaba el cilindro terrible de su pantalón de lana. Con cuidado y sin demasiadas expectativas, busco en un sobre azul . Los instantes quedaban recluidos a medida que avanzaban las conciencias. Una larga lucha lo aguardaba. Alguna vez descifraría esa casi confidencia dilatada por el calor de las vergüenzas. Sólo en la mesa vacía quedaban registrados aquellos manjares que huyeron del tiempo y del infortunio. Volvió tras sus pasos. Pudo aventurar algún desperdicio arrojado en desuso. Todo giro bruscamente a trescientos sesenta grados. Nada indicaba un comienzo, nada un final. Rebotó en su origen. Mientras, una linterna soñolienta derretía la noche.

Ade

sábado, 2 de mayo de 2009

Lagarto

la foto pertenece a Iván Ramirez Orcajo - Miembro de cruzagramas

Acomodo la escalera
El bondi de la tarde
La niebla pegajosa
Mi cráneo y mi cabeza
Mis manos y mis pies
mi casa de muñecas

Acomodo adaptando
Tu estructura de hierro
Tu cruel indiferencia
Tu oxidado esqueleto
Inmóvil y tramado.
No acomodo recuerdos

En chapa y cartulina
En renglones filosos
En cruda indiferencia
En objeto arrumbado
Me acomodo a tu duro
Pestañar de lagarto

La luz ya no te mueve
El reflejo da alas,

la oscuridad cansancio

Ade

.




miércoles, 29 de abril de 2009

Gris

Salgo a caminar
donde moran los muertos
Busco con sigilo averiguar
Cumplo con el arte del teatro
Y dudo de la verdad absoluta
En esta inactividad, casi viciosa
Me oculto
Verifico sin excluir ninguna parte
Imprimo con liquido espeso
como un gravado ausente de luz:
mi metamorfosis.
Ociosa de un lugar a otro
Imprecisa
Cambiante

Vuelvo a cubrir la recta con paletas grisáceas…

Ade

lunes, 27 de abril de 2009

Los desgraciados misterios de las raices traslativas de dominios

Bajo la sombra de la verdad absoluta, los cazadores de plantas se entregaban cada mil siete días a desenredar los desgraciados misterios de las raíces traslativas de dominios. Contaban con una papelera, donde quedaban enchufados los cables que sostenían la teoría de que una vez estos dominios en una sección de minutos todopoderosos, dejaron de ser propiedad de las raíces de algunas plantas y quedaron estrangulándose. Unas audaces enfermeras carretillas visitaban los jardines de Juan Dígase. La misión era desviar los bichos que solían frecuentar a las arbóreas. Estas eran acompañadas por serios cocidos en cadena. Antes las sometían a unos mimitos todopoderosos que lograban fecundar nuevas semillas. Y así continuar hasta cumplir los próximos mil siete días.

Ade

viernes, 24 de abril de 2009

Madejas

Es una dama
Que se devana
En trances vanas
Ella es una dama
Y no de ajedrez
A veces loca
Otras incauta
Con sus manos sin guantes
Pinta en oscuros transes
Pinceladas de escarcha
Con pinceles de lana

Privilegios de dama…

Ade

miércoles, 22 de abril de 2009

Siempre en sueños...

…Espera la mañana. Quiere incorporarse en el silencio. Es la afonía de ruidos en la noche. Oscuridad. Alguien llama. La rueda es interminable. La luz roja ahora huele a amaneceres. Se iluminan las maderas. Hay miradas para lo oscuro y lo más claro. El sueño se mezcla con secretos; otros son los que comparten el peligro. Las respiraciones calmas en su almohada se cortan con fragancias en eco. Es el descanso de las utopías. Sigue en la profunda oscuridad, la noche. Ve los reflejos pero no cuando partes. Abre sus ojos. Luces frías aclaran el suelo. Te imagina. Toca. Redescubre. Quiere ser arrastrada por tu boca amplia. Huecos laxos invaden su cama. Entre tanto descubrimiento y tanta pausa, te desea, te piensa, te reitera.

Ade

lunes, 20 de abril de 2009

Renuncia

Renuncio al no. A la sensación del no.
Renuncio al frío de cuartos enjaulados. A las ventanas que gritan por los patios. A plátanos desnudos en primavera. Al jardín amarillo, apenas húmedo.
Renuncio a la luna que se esconde donde mueren los árboles. A los marcos de las puertas que ocultan cuerpos y manos inactivos. A los que no perciben a los lobos. A los aullidos secos.
Renuncio a la luz que no proyectaron las lámparas ni los artefactos. A los olores que disimulan desencantos. A la furia del viento que no llegó a tormenta
Hoy quiero renunciar al desamparo. Al fuego del hogar que se quedó sin leña. A los sonidos que emite la impotencia. A los sentidos que nos encuentran estáticos. A la rutina que desplazó los movimientos. A las luchas y a los gritos híbridos .A los gestos que volvieron de viaje sin caricias.
Renuncio a vivir siempre en espera.
Renuncio a lo que fuimos;
apuesto a lo que seremos.


Ade

domingo, 19 de abril de 2009

Quiero

Quiero un amor despreocupado
Un amor que acompañe suaves paralelas
Que se vistan de placeres los fantasmas
Quiero un amor sin nudos
Tranquilo, apasionado
Libre.
Quiero que recorriendo mi cuerpo
Pueda encontrarte pleno
Que al besar mi boca
Yo entre en todos tus molares
Que me goces y mientras yo te gozo
Podamos extasiar lo más urgente
El placer hasta llegar
A las paredes
Con orgasmos
con ofrendas
Quiero un amor rebelde y loco

Quiero un amor que llegue, así, despacio…

Ade

viernes, 17 de abril de 2009

Inflación

Pedro tiene hambre. La panza es como un agujero negro que le va chupando las esperanzas. Pedro camina con su hermano menor pateando tachos de basura. Tiene los ojos apagados como noches sin lunas. Cada tanto su boca intenta una mueca que parece ser una sonrisa, aunque Pedro no sabe mucho de sonrisas. Tampoco sabe que significa inflación. No tiene importancia; para él inflación son menos panes en la mesa y muchos ruidos en las tripas. Pedro camina con su hermano. Muchos Pedros se van cruzando en el camino. Los tachos de basura rebotan de vereda a vereda.

Ade

martes, 14 de abril de 2009

Todavia

Aún queda un poco de esperanza


El sonido del tren pasó por encima de mi cama. Las vías fueron mi cuerpo, las ruedas, mi alma.
Por todavía pasea una locomotora y escribe prosas en durmientes de madera.

Ade

domingo, 12 de abril de 2009

Morales

MORAL: la razón sin razón de los principios del comportamiento humano.
Resentimiento que no se animó al límite.


Mi boca busca tu cuerpo
Recorro tus muslos
te encuentro.

Cubriré con morales
tus espacios,
acariciaré el cielo
de tu espalda
oralmente te diré que el fuego
una tarde lluviosa
halago tu sexo


Ade

sábado, 11 de abril de 2009

Cerretti

El paredón del edificio de al lado,
se cubre de luto.
Las hiedras se desprenden
atrapando al roble entristecido
Una a una se descosen las ventanas,
dejando al descubierto
el esqueleto
Antes fueron las risas,
ahora la ausencia se pasea
por ambientes desiertos.
Ya no se escucha el rechinar
de la escalera
y en la planta de arriba
sólo mora el vacío
Naufragaron las notas
De los techos
La desolación avanza
Y todo se transforma
Sólo segmentos

Y más allá…la calle

Ade

martes, 7 de abril de 2009

Onomatopeya

La vida real emite sonidos.
Música que atropella pero no mata
La vida irreal enmascarada.
Era tan hermoso que me ahogue en suspiros.
El ruido de sus besos

se mezclaba con mis carcajadas.
Un día cualquiera saldré a vaciar la calle
adonde quedaron retumbando sus palabras.
El eco adormecido de mis lágrimas.
El chasquido del viento imita voces.


Ade

lunes, 6 de abril de 2009

El grito

El loco se sacó la mordaza de sus oídos de sus ojos de su espalda. Desamordazado comenzó el grito. Nadie lo escuchó; siguió gritando hasta que un cuerdo que pasaba por ahí le contestó : no grité, parece un loco.
Ade

domingo, 5 de abril de 2009

Poesía de domingo

Este es un comentario en el blog del escritor Roberto Esmoris Lara, algun domingo de verano. Ade

Sabés,
me decia
entrecerrando las alas
y evocando recuerdos
suspiraba...
los domingos huelen a encierro
a pasos perdidos en los cajones
a naftalina rancia y a vacio
a sábados muertos
estornudos de alergias
que se cuelan
de domingos...
La iglesia en misa de once
de la infancia
la plaza de las doce
en padrenuestros
la mantilla que cubría
la inocencia
pecados que fueron castigados
con rezos,
bendiciones
y algún credo...

Ade

jueves, 2 de abril de 2009

Camino a la nada

Basta...ya no quepo en mi agonía
Basta...lo intangible me desmiembra
Basta...ni mi sombra me acompaña

Ya bebí del vaso endemoniado
Camine tejados a tu encuentro
Socave el aura con recuerdos

Basta…el crisol cegó mis pobres letras
La humedad saco a pasear la ausencia
No hay pájaros, mariposas, alivio.

La espera acalambro mis brazos
Que es la espera? Un túnel derrumbado.


Ade

martes, 31 de marzo de 2009

Perspectiva

Los giros, las interrelaciones, las dudas, el sarcasmo, la búsqueda, ocupaban su mente. El equilibrio se perdía en algún lugar, en alguna silueta recortada a lo lejos, en el olor de las hojas frescas, en figuras surgiendo mojadas y apretadas. Lloraba. Cuando sus lágrimas caían en agua dulce, no podían hacer nacer peces de colores. El salitre mataba un nuevo nacimiento. Luego los replanteos, la locura, el acecho.Agotado tomó una decisión.Comenzó a saturar aire, tierra, agua, vértigo, equilibrio; hizo un buen combo. Aguardó en perspectiva.
Ade

lunes, 30 de marzo de 2009

Simple

Podemos recorrer un trecho
tomados de la mano
vos con tus manos
con tus piernas
con tu carga y descarga
Yo mis manos
mis piernas
Otras cargas
otros obstáculos

Si decidimos soltarnos
Porque la cosa así quiere
Nos soltamos
Y seguimos
Vos con tus manos y piernas
Yo con mis piernas y manos

Simplemente, caminamos…

Ade

domingo, 29 de marzo de 2009

De perros y mariposas

Estuve sentada en una silla del parque. Escuchaba a lo lejos el sonido del tren. Una mariposa de otoño anaranjada aleteaba sus últimas horas sobre una flor azul de enredadera. El eco de las ruedas al chocar contra las vías era cada vez más sensible. La música suave, de una radio vecina acompañaba el paisaje. El viento apenas perceptible visitaba árboles y casas. Era una mañana diáfana. Oliverio dormía al compás de los sonidos, plácido y silencioso, en una silla amarilla. Cada tanto la mariposa pasaba muy cerca de sus orejas y le contaba un cuento de mariposas y perros. Creo que Oliverio sonreía. Movía su hocico, sacudía una oreja El llamador de ángeles de bambú se desperezaba. Lavaba con una esponja blanca sus extensiones y los dientes con un cepillo azul de porcelana. Era una mañana perfecta. Respire cien veces y relajé mi cuerpo. El aroma a café se colaba por la ventana. Un canario cantaba y limpiaba sus plumas con burbujas de libertad...
El timbre del teléfono rompió la monotonía. Volví a mi rutina perfumada en camellas. Las flores eran unas blancas otras rosa pálido.

Ade

jueves, 26 de marzo de 2009

Saborear la tormenta

No importa que tu cuerpo
tan lejos de mi cuerpo
se pierda en un olvido
No importa…
No importa que tu imagen
Tan llena de la mía
se esconda en el recuerdo
No importa…
No importa tu aguerrida
manera de quererme
Tus ojos como noches
oscuras con tormenta
Tu coro de guitarras
La armónica
La música
Un blues entristecido
No importa…
La fuerza al sostenerme
Un abrazo
Tu risa
El repaso de un texto
Impaciencias tan nuestras
Mascaradas de olvidos

En la tormenta, siempre
Te seguiré soñando…

Ade



miércoles, 25 de marzo de 2009

Betty



Betty Page, se compro un sombrero rojo… Desfila por la ciudad con su frágil figura. Betty Page corre por las calles. Betty adora el pefume a mariposas. A Betty la persigue un hada mala. Quiere robarle el portaligas de encaje azul. Betty huye con su sombrero al viento. No quiere fotos hoy. Cansada se adormece en un banco Empiezan a florecer madreselvas. Betty Page ya no es una niña abandonada. Betty ahora asoma en galerías nocturnas Betty deja su sombrero en una plaza. Se desnuda. Va adornando las noches con estrellas. Betty Page, tiene los ojos de la luna.

Ade

martes, 24 de marzo de 2009

Nunca visitaste mi casa
Nunca te alzaste en mi noche
Nunca bebiste en mi almohada
Nunca pintaste mi aurora
Nunca oliste mis risas
Nunca caminaste mi alfombra
Nunca miraste la acuarela
que descansa plácida en perspectiva
no te acercaste ni a mi luz ni a mi sombra
no bebiste mi vino
no humedeciste el viento

Ade

domingo, 22 de marzo de 2009

Reiterado

Sabe que puede ser evaporada
por las luces.
Anda frágil.
La madriguera de las fieras
la obsesiona.
Sabe que al agacharse
su cuerpo descansará
sobre las puntas de sus pies.
Intenta rearmarse
superponiendo objetos.
Es finita como las épocas,
como las estaciones
que mueren antes de tiempo.
Es la radiografía
alumbrada desde afuera.
El negativo de la foto.
Un glúteo
descansando en una silla.

Sabe que un rayo
podría iluminarla.
El sonido del trueno
haría el montaje

de elementos sincrónicos,
aunque ella marcharía al tope
de escenas reiteradas.

Entonces mira la luz y trata de pulir su noche.

Ade




sábado, 21 de marzo de 2009

El es...

Dedicada a "El"...

Hay un hombre que juega con las letras
es lo incorpóreo
lo etéreo
La ilusión en un corazón herido
Una ventana en el muro
facilitando un espacio interior
iluminado
Perturba los sueños en espera
Acaricia fracciones de unas lágrimas
Colorea la hendidura estrecha
El mobiliario
El mito
La tardanza

El amor detuvo
La semilla
La fecundo de más amor
La convirtió en árbol

El es, será, eternamente…

Ade

viernes, 20 de marzo de 2009

Mundo virtual

Y el servidor de Internet anda para el carajo, y te cambian la pagina de inicio de hotmail, y seguís ahí frente a tu computadora y te preguntas ¿ saldrá alguien por el monitor? y es solo una pregunta, porque el monitor sigue en el mismo lugar y sólo es un monitor que transcribe mensajes o paginas de algun programa, que se coló por ahí, y vos esperas que las letras cobren vida, que te hablen , que una mano salga ahora del teclado o del mousse y te acaricie, y no hay caricias, el teclado está gastado y el mousse siempre con esa luz roja como advirtiendo, no seas pelotuda, el no va a salir de tu computadora, esto es solo virtual. Virtual?, y yo que estuve aquí sentada horas eternas y nunca podré acariciar un cpu o como se llame, porque en realidad vos de computación no sabes nada, entonces se te mezcla todo, arrancas el cable del enchufe y salís a dar una vuelta por la esquina.

Ade

martes, 17 de marzo de 2009

Luces


Hubo una vez un hombre, a quien la luz pretendía abandonarlo. Entre sombras escribió las formas y en ocres se proyectó en los versos. El destino le acerco unos ojos nuevos. Era un faro adonde vivió el mar. Un cuerpo de mujer transmutó en ellos.

Del crepúsculo nacieron dos figuras. Sus cabezas estuvieron unidas. Sus manos conectadas.

Avanzaron las sombras de la noche.

En el cielo, un relámpago, iluminó las letras. En un espacio imaginario, ese hombre talló con sus palmas. Su piel escuchó nuevas historias. La luz del fuego filtró la hechicería.
.
Amanece. Por las calles con nostalgia, bailan luces. Se relajan. Suspiran. Se mezclan. Conquistan con un beso al gran poeta.

Ade

domingo, 15 de marzo de 2009

Invierno del 72

Vuelvo a subirlo porque a mi me gustó mucho y para aflojar tanta lágrima, a los que no lo leyeron espero que les guste. Besos. Ade

El la vio cuando cruzaba la estación
Ella caminaba suelta, como volando
El la abordó en la vereda
Ella le sonrió sorprendida y le dijo “hola”
En la cara de él la sonrisa picara conservada por años
En los ojos de ella , invierno de 1972
El la siguió mirando
Ella lo invitó a tomar un café a su casa
El acepto complaciente
Ella se adelantó unos minutos
El se subió a su coche y estacionó cerca
Ella lo vio venir desde la ventana
El toco el timbre
Ella abrió la puerta y le dijo: pasa
Se sentaron casi uno frente al otro
Ella preparó esos mates lavados
que le salían tan bien
El la miraba fijo
Ella lo miraba como seduciendo al tiempo
Conversaron largos minutos y horas
El no dejaba de masticar suavemente algo
Ella le pregunto: ¿ tenés un media hora?
Y estallo en carcajadas
El sonrió y seguía observándola
Se miraban a través de los años
Las sensaciones eran placenteras
El tenía que irse, ya era tarde
Ella lo acompaño hasta la puerta
El muy nervioso la abrazo
se robaron un beso
El se fue
Ella se quedó soñando
El se vio como de veintiuno
Ella de diez y siete

Ade

sábado, 14 de marzo de 2009

Solicitud


Pido brazos fuertes
Que me sostengan
Una caricia
prolongada
Una tormenta
que me renazca
Cien besos
que me devuelvan
Una
Sólo
Una
Palabra
Que
me
de vida


Ade

jueves, 12 de marzo de 2009

Lejanias

Fuiste paradoja de mi centro
La que ahogo y confundió
desde el abismo
Fuiste el arroyo
en que dormía
tratando despertar
La ausencia
Las fronteras
Las luces tenues
La piel iluminada
El cansancio,
El quiebre
El espesor de paredes ásperas
El piso frío de cemento
El fuego encendiendo
El témpano
La sencillez de caricias
El contraste
El deseo
La culpa

Mi equipaje

Ade

martes, 10 de marzo de 2009

Somos de cristal...

Casas de cristal, vidas de cristal. La parodia del amor, se enjuaga. Delira sin pudores. El señor de al lado intenta controlar la lluvia con un cazamosquitos. Una cara redonda que sonríe, camina con seis panes y un milagro. El chico de la esquina en bicicleta deambula entre autos. El olvido roza su inocente pelo de espumas. Oliverio mira al cielo. Se rasca. Baja una oreja. Tres almohadones aguardan mi partida.
Asomada a la ventana de cristal, contemplo. Dicen que una mañana invadió la casa, la desidia. Que en sombras de cristal, aguarda el agua.
Los jardines estallan en las piedras.

Ade

lunes, 9 de marzo de 2009

A C I D O

Que somos y no somos,
¿lo sabremos?
Pasaran los días desgarrados
El disfraz nos cubre
hasta las ganas
Y nos desnuda
en medio de la fábula
Que somos y no somos
si somos los que somos
Quien lo sabe…
Si a veces
a piruetas nos movemos
La fachada golpea los estorbos
Gritamos, susurramos, enmudecemos
El camino nos quiebra en la caída
Enjuagamos nuestros ojos
en los charcos
para ver sin ver
lo que seremos
El miedo nos estanca la cabeza.
La pudrición del agua nos devuelve
a pisar los cordones de las calles
Resbalones fuertes nos templan

Con el olor acido de lo humano
Calaveras de colores
nos acechan.

Ade

domingo, 8 de marzo de 2009

Palabras a un poeta

El postigo se abrió una mañana
Dejo entrar al sol en pleno idilio
El aire huele a menta y a manzanas
El plato blanco se llenó de frutos
Una mano suave, acaricio tu barba
El cuchillo se transformó en guitarra
Y acompaño al viento que susurro su nombre
Ahora el cuaderno vive repleto en letras
La pasión entro en sus renglones
Y escribió un presente de poesías
Y dulcemente te beso en la boca
Y así será ahora y para siempre
El árbol fuerte dice;”es primavera”

Ade (Palabras a un poeta)

sábado, 7 de marzo de 2009

Surcos de arcilla

Apareció en medio de una feria de pueblo. Todas las miradas giraron hacia esa figura altiva. Parecía tallada en arcilla. Nadie pudo hacerse el distraído. Era imposible ignorar la imagen que emergía como un segmento de tierra. De contextura sólida y firme. Calcularon su altura en dos metro y medio, aproximadamente. Su cara angulosa tenía facciones incaicas. Su frente amplia. Cabellos negros del más profundo negror, brillante, contenían estrellas. Los surcos en su cara eran caudalosos en palabras que contaban leyendas fantásticas. Sólo había que acercarse a ese rostro y escuchar. Ellos, pasada la primera impresión, comenzaron a percibir. Una vez iniciada la vigilia de aquellos atentos oídos, se pudo sentir el espesor de una mirada pura y sabían que iban siendo transportados hacia formas y espacios inimaginables. A medida que transcurrían las horas, miles de manos y de bocas pedían que continuase el relato de los surcos. Estos alcanzaban la tridimensión. Y entre tanto conocimiento y tanto candor, hombres mujeres de diversas edades se encontraron con lo diferente.Hubo pánico hacia lo desconocido, hubo calma que venía de lo que quizá fuera posible, hubo lágrimas que sacudían los interrogantes. También hubo intensidad e ilusión. Nadie podía decir que había salido impune. Después de aquella visita ninguno volvería ser el mismo.Cuando este hombre, diferente, se retiro de aquel lugar, surcos de diversas formas trazaban huellas moldeadas en tierra.

Ade

viernes, 6 de marzo de 2009

Interrumpidos

En el ardor de una noche absurda
Nos perdimos…

La oscuridad avanzaba
Y fuimos, tristemente
Poniéndonos las vestimentas luteas

En aguas muy profundas
Nos hundimos

El pozo era incontrolable
Y seguíamos hundiéndonos
Avanzábamos en naufragios

Y todo fue paréntesis, eternas
Acomodándo caidas, como pudimos

La noche esta en vanguardia
El pozo empetrolado
Ya nada nos devuelve

Nuestro tiempo emigro; interrumpidos

Ade

miércoles, 4 de marzo de 2009

La brisa lleva y trae

Y entonces comienzo lentamente
A caminar hacia adonde nace la estrella
Y ahí siempre lo encuentro


Y se que soy presente
Soy el ahora y la brisa
Con olores a mar
Con lavandas y lilas


Lo beso entre las nubes
Que toman nuestras formas
Nuestros cuerpos se enlazan
bañados con rocío

El siempre viene a mi
Caminando sereno
Y cuando besa el alma
No hay amor clandestino

Es amor y sosiego
Es dulzura y cangrejos
Y al bajar la marea
Nos tatuamos de besos

Nuestros besos, de espuma.

Ade

martes, 3 de marzo de 2009

Sin regreso

Y así desnuda ante tus ojos
Acomodas unas lágrimas tibias
Un hogar que desertaste
Sabiendo en tu interior
Que ahí quedaba aquello
a lo que jamás renunciarías
Y ahora las paredes son ajenas
Es ajeno el ventanal de inviernos
Que tonta
Fue tu huída
Tan tonta que se ahogo en recuerdos
Y ahora las puertas con sus trancas
Se cierran para siempre
En un intruso
Y ahora no hay regreso
Nada alcanza
Para que vuelvas a tener
Tu propio olimpo
Dejaste que todo se acabara
En esa desventurada decisión de huida
La casa se esta yendo lentamente
Y vos estas muriendo en esa inercia

Ade

viernes, 27 de febrero de 2009

Circular

Y empezó el descenso, círculos enormes de una escalera caracol. Cada vez más grandes. Desciende y el espacio entre un escalón y otro se profundiza, igual que su curiosidad. Quiere llegar al piso de abajo, segura. Ahí encontrara los colores de una sombra que se olvido, es muy olvidadiza, el día que comenzó el ascenso. Las paredes desaparecen y el paisaje tiene ojos. Gigantes. Pequeños. A veces cree que la miran como los ojos de un pescado. Quieto. Seco. En pleno descenso una luz la encandila, quiere reflejarse en ella, pero es tan potente que sólo la hace descender hacia el vacío. Un olor dulce y conocido, la envuelve. Vainilla. Blandos y cálidos olores. Vainilla y chocolate. Vainilla y café. Vainilla, noches de vainilla. Toca, huele, ve, trasborda, se aquieta, salta, baila. Pisa el ruedo de su pollera azul y desciende cinco escalones más. Casi llega. Le grita a su sombra, ahora blanca con manchas carmesí:”esperame, estoy cerca”. Esta parece sonreír. Desciende. Se encuentro con ella, con el mundo. Se deja llevar hacia la vereda. Abren la pesada puerta de madera añosa. Ahora sin mirar hacia atrás caminan holgadas, su sombra blanca y ella.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Juntas


Entrecerré los ojos.
Pude tocar mi sombra.
La palpe suavemente.
Recorté sus formas.
Socavé la apariencia.
Interpele el contorno.
No nos reconocimos.
La incorporé tan de a poco.

Ade

sábado, 21 de febrero de 2009

como nimbar

Miro al mundo.

Sobrevivo.


Traspaso mis seis ojos.

Amplifico.

Blanco sobre blanco.

Negro rojo en paños.


Luces oscurecidas


Fuego y aire



Blanco sobre negro como nimbar.


Mamut con alas de piedra.

En la calle: la trampa

Ahogada.


Triste ausencia.

Partió la soledad


Abandonada.

Ade

miércoles, 18 de febrero de 2009

comienzo...a...desmudarme

Me pesan

las caderas

Las piernas

Dos rodillas

Las medias

La bufanda

tres ojos

Las orejas

Me pesa

Hasta mi aliento

Mi nariz

y

mi boca

La camisa
El pantalón
La enagua


De tanto


Tanto peso

Me voy

anestesiando

Y quiero

Despertarme

Entonces

Lentamente

Comienzo

A


desmudarme

Ahora
desmudada

Me

armo

Desde adentro

De

a poco

Y

con empeño

inauguro


el rescate.

Ade

lunes, 16 de febrero de 2009

Inconcluso

Una puerta cerrada. Al traspasarla seguramente habría de encontrar tus ojos negros como la carbonilla que dibuja gestos. La profundidad de tu mirada. La inseguridad de tu garganta, que no se anima todavía a decir todo. La sabiduría de tu mente que me disloca. El sabor de unos labios que quisiera hacer míos. Los olores masculinos de tu cuerpo. Tu alma clara que lucha agitanada. La fuerza, tu heroísmo, la templanza. Lo que no me das y yo te pido. El infierno que acarician nuestros cuerpos. La calidez del fuego. El aire fresco que pudiera entrar, si hubiera una ventana, o un hueco, o una pequeña hendija. Mis ganas que me vienen borrascosas. Mis miedos y mas miedos y mas profundo. El sabor fuerte de un café. El aroma dulce del pan en una hornalla. Mis dudas, tus dudas, nuestras dudas. El encanto de unas sabanas ardiendo. El después que llega y se acomoda. La magia, el desamor, el desencanto. El cajón de la mesa de luz, a oscuras. El piso frío adonde nos amamos. El soplar de cortinas, el chasquido. El querer, el ahora, el aliento. La plenitud, la opresión el vértigo. La avidez de tus cuestionamientos y los míos.Estoy ante esta puerta. Y me pregunto…Ade

domingo, 15 de febrero de 2009

Codigo Civil

Te encontré después de tanto tiempo, te dije ¿hola, adonde quedó la boeheme?
Me contestaste – no se puede vivir eternamente en la boeheme
- porque no, te pregunte
- porque no se puede vivir soñando permanentemente, la boeheme pasó
- quizá tengas razón.
Me fui a estudiar el código civil.

Ade.

sábado, 14 de febrero de 2009

Poema 12 ( Oliverio Girondo)

Para todos aquellos que nos apasionamos, amamos, entregamos, desesperamos y volvemos a recorrer las sustancias locas de la pasion, Girondo llega con sus dones. Ade

POEMA 12

Se miran, se presienten, se desean,

se acarician, se besan, se desnudan,

se respiran, se acuestan, se olfatean,

se penetran, se chupan, se demudan,

se adormecen, se despiertan, se iluminan,

se codician, se palpan, se fascinan,

se mastican, se gustan, se babean,

se confunden, se acoplan, se disgregan,

se aletargan, fallecen, se reintegran,

se distienden, se enarcan, se menean,

se retuercen, se estiran, se caldean,

se estrangulan, se aprietan se estremecen,

se tantean, se juntan, desfallecen,

se repelen, se enervan, se apetecen,

se acometen, se enlazan, se entrechocan,

se agazapan, se apresan, se dislocan,

se perforan, se incrustan, se acribillan,

se remachan, se injertan, se atornillan,

se desmayan, reviven, resplandecen,

se contemplan, se inflaman, se enloquecen,

se derriten, se sueldan, se calcinan,

se desgarran, se muerden, se asesinan,

resucitan, se buscan, se refriegan,

se rehuyen, se evaden, y se entregan.

Oliverio Girondo




jueves, 12 de febrero de 2009

Elipsis

Dulac, andaba desabrigada. Llevaba una blusa desconocida, una pollera arena, un botón amagentado silueteando los pies. Transitaba la vereda que transitan los rostros. Miraba descuidadamente el horizonte que avizoran los sueños. Caminaba descalza. Destellaba en preguntas. Temblaba de carencias. Ocultaba la boca tras el descuido y la duda. Dulac se sentó en las piedras. En silencio y en noche, acomodo su blusa. Y en elipsis palpada, pudo escuchar el llanto de las mariposas.

Ade

miércoles, 11 de febrero de 2009

Vereda

Al doblar la esquina nos encontramos con la vereda de la próxima calle. Es una vereda angosta, gastada por los pasos. Muchos la transitan durante el día, aunque siempre luce deshabitada. A los costados pedregullos de colores y aromas corroídos acompañan las marchas. Ese camino trajina junto a los desamores y las pasiones muertas. Al final de la vereda solo nos acierta la cara más oscura del desencanto.
Ade

martes, 10 de febrero de 2009

Py

La señorita Py, podía conseguir cosas, compulsivamente. Amaba la vida, compulsivamente. Se llenaba de nostalgias, compulsivamente. Arañaba estatuas, compulsivamente. Lloraba moqueando, compulsivamente. Vivía orgasmos, compulsivamente. Atormentaba su alma, compulsivamente. Saltaba adoquines, compulsivamente.
La señorita Py, era Py compulsiva.

Ade



domingo, 8 de febrero de 2009

Y lo ame...

No me había dado cuenta
que lo había amado tanto
Y lo amé con espasmos
Con cariño,
Carcajadas al viento
Siempre sincronizados
Lo amé en esa cama
En el piso
En los diálogos
En antes
En durante
En mientras
En después
Lo seguía amando
Como nos seducíamos!
Como nos gozábamos!
Yo ejecutaba su música
El pintaba mis cuadros
Yo me perdía en celo
El me encontraba
Rápido
Yo miraba sus ojos
De negror de dureza
El besaba mi pelo
Y con tanta simpleza
No me había dado cuenta
Que lo amaba
Y tanto.

Ade



sábado, 7 de febrero de 2009

...¿feliz?...

Atravesada. Así corría con sus botas de bambú. Medio derecha, medio inclinada. Traspasaba el costado de la esquina. Era evidente, que sus piernas viraban para otro lado. Ladeada, atravesada…¿ feliz?...proseguía cubriendo dinteles desprovistos de alas. Atravesada con botas de bambú, cantaba por los patios y aullaba en las orillas. Eso si, nunca dejaba de atravesarse. Era su manera de andar y encenderse. Atravesada, con surgentes y flamantes suelas de espinillos de campo, iba por los espacios, cubriéndolo todo, con su atravesamiento nato.

Ade

jueves, 5 de febrero de 2009

Chabón


Levantá la jeta, Chabón
Levantá la jeta
No sonrías mirando para el piso
Que podés pisar
sin querer
tu sombra
Y una sombra pisada es fija,
sombra devorada
Que te sapa, chabón,
que te consume la croqueta
será el bajón
no jodás
que el sube y baja
es para los pibes del rioba en la plaza
Vos haceme caso y levanta la jeta
Mira de tefren el horizonte
Porque en el piso
Sólo hay mierda
Si andás acomplejado
anda al complejonario
Deja las dudas
Para el confesionario
No esquives el bulto
que a buen bulto
buen consenso
¡que ganás en el rioba
por goleada!
Y si no podés
en todo por dos pesos
hay jeta nueva.

Haceme caso, chabón
Levanta esa jeta.

Sobe
Ade y su luna arrabalera



miércoles, 4 de febrero de 2009

Anexos

Incorporando la calma y la soledad
sigo mi vida
Siempre incorporando
Desenvuelvo caricias
Y las vuelvo a acomodar
en el desván del pasado
Y sigo incorporando…
Incorporo nuevos salitres
Dias perdidos
Algunos apaciguados nudos
en la garganta, que ya no urge
de estímulos
Siempre incorporando
Y el recuerdo de ese olor
traspirado, en un cuerpo perdido,
incorpora el vacío
de paginas en blanco
que el tiempo ira impregnando
de gotas de cansancio
Incorporo mi hastío.


Ade

lunes, 2 de febrero de 2009

...es ahí,cuando...

Ella se enamora hasta de la duda
ella se enamora de la intersección
entre recuerdo y añoranza
ella se enamora de los desperfectos
Quánticos y sostenidos
De ahogos y promesas
ella no se enamora del sol,
se enamora de su lejanía
Ella puede enamorarse
de una estrella fugaz
porque sabe que en su ciclo de estrella
no existe nada más que la estrella
Ella se enamora del sabor dulzón del fruto
porque no puede resistir la tentación.

Y entonces es ahí
cuando ella se enamora
del no poder enamorarse
Y entiende, torpemente
que ella sólo se enamora
cuando los repasos
del amor
la acechan.

Ade

domingo, 1 de febrero de 2009

Cerca ( Desde mi trastienda)

Todo lo que traigo desde la trastiend
es porque aunque lo haya escrito hace algún tiempo,
esas sensaciones me acompañan de la misma manera
que las viví mientras escribía.Ade


Cerca, al alcance de mis dedos
Cerca, me estiro
Más, un poco
Cerca, mis manos en relax
Cerca, mi espalda se afloja
Cerca, casi puedo tocarte
Cerca, estoy por descubrirte
Cerca, mucho más que antes
Cerca, las yemas de mis dedos
Recorren tu cara
Ya casi
Veo tus ojos
Cerca, caen hojas
Cerca, en amarillo
Cerca, en naranja
Cerca, casi llego
Cerca, me desbordo
Veo tu perfil

No hay intersecciones
Te pierdo
Cerca.
Tanto y nada.

Ade

viernes, 30 de enero de 2009

Cirujía (reeditado)

Se inclino despacio. Tomó unas ramas secas. Se abrió la blusa y comenzó la incisión justo debajo del seno izquierdo; de allí al centro y hacia arriba.Introdujo su mano derecha, sostuvo con fuerza al corazón. Lo arrancó. Lo arrojó lejos.Con papeles cartones y hojas secas lleno el espacio.Una vez cicatrizada, lo miro serena y le dijo: “te amo”.Inmediatamente, más liviana camino sin prisa.

Ade

jueves, 29 de enero de 2009

...Y...



…Y entonces, se investigan el alma
con sus dúctiles dedos, acarician el fuego
y pintan pinceladas de amor
en el infierno…

Ade

martes, 27 de enero de 2009

Para que no se note

Para que no se note,
me dejo seducir por tus espaldas,
y si de ellas se trata,
cruzas en solfa el hueco de mis huesos,
y vuelvo a reclinarme entre tus piernas
que se abalanzan pidiendo,
arrastradas hasta lo profundo de mi cuello...
Te pierdo y entonces retrocedo,
para poder observarte desde adentro
por fuera todo fugaz ,
llamando al cabalero,
que dejó de perseguirte por un día,
pero tranquilo regresa y te despide,
mientras tanto yo muero en tus rodillas
y tu sexo
me oprime y me libera,
no pudiendo comprender mi frágil mente
si de loca o de frágil te desea.

Ade (reeditado)

domingo, 25 de enero de 2009

Yo, una mujer

El link para visitar mi nuevo espacio es: www.younamujer.blogspot.com
Sigo con Mi luna Roja siempre a mi lado. Los espero . Ade