lunes, 9 de marzo de 2009

A C I D O

Que somos y no somos,
¿lo sabremos?
Pasaran los días desgarrados
El disfraz nos cubre
hasta las ganas
Y nos desnuda
en medio de la fábula
Que somos y no somos
si somos los que somos
Quien lo sabe…
Si a veces
a piruetas nos movemos
La fachada golpea los estorbos
Gritamos, susurramos, enmudecemos
El camino nos quiebra en la caída
Enjuagamos nuestros ojos
en los charcos
para ver sin ver
lo que seremos
El miedo nos estanca la cabeza.
La pudrición del agua nos devuelve
a pisar los cordones de las calles
Resbalones fuertes nos templan

Con el olor acido de lo humano
Calaveras de colores
nos acechan.

Ade

24 comentarios:

sonoio dijo...

uy! a veces he sentido el acecho de calavares variopintas!! y también a piruetas me he movido y aún lo hago!!
a pesar del dramtismo, el poema se lee de forma vertiginosa, creo la correcta, hecho que lo hace bastante alegre
un beso ade

impersonem dijo...

ade, inmensa consciencia del velo que cubre los misterios (lo que somos y lo que transitamos), de las hostilidades que afrontamos y de la incertidumbre que nos espera, que por culpa del corrosivo actuar humano...

Inmensa ade, me ha encantado.

Besos.

Rodolfo Nasta dijo...

No apto para hipocondríacos ADE, como yo... jajaja....! Pero ¿sabes?, quién nos dice que después del último resbalón, mientras los deudos lloran inútilmente, nosotros podamos ver completa la película de nuestra vida. Y sonreiremos disculpando algunas cosas, o se nos atorará el pochoclo...
Me encantó. Mi comentario es sórdido ante tu poema. Sólo intento que las calaveras, efectivamente, sean de colores.
Un abrazo
Rodolfo

RAMPY dijo...

hola Ade, tienes varios premios en mi blog. Podrás recogerlos a partir del martes.
Un rampybeso.
Rampy

Roberto Esmoris Lara dijo...

Habrá que salir a cara lavada y caerese un par de veces.
Las calaveras de colores que se encendían y apagaban adornaban las palancas de cammbios de los viejos colectivos. Nada más, y eran de mal gusto.
Un beso grande, piba, de tu amigote REL

Liliana G. dijo...

¿Quién sabe realmente quiénes somos? No desesperes, es el gran enigma. Hermoso y crudo tu poema.
Besos.

ade dijo...

- Sonoio, las calaveras variopintas son buenas calaveras para hacernos pasar un buen rato, en definitiva la vida tendria que ser un tejido en el telar de los buenos momentos. Besitos. Ade

ade dijo...

- Impersonem, si no existiera ese velo los misterios dejarian de serlo. En cuanto a isertidumbres, se un monton de eso, si un dia tenes tiempo te cuento, pero mucho tiempo, porque el relato sería eterno. Besos. Ade

ade dijo...

- Jajaja, Rodolfo,yo me quedo con el pochoclo. Un gran abrazo. Ade

ade dijo...

- Rampyyyyyyyyyyyyyyy. el martes voy para alla, me rio mucho, es muy agradable pasar por lo de Rampy.Besosssssssssssss. Ade

ade dijo...

- Sabes poeta, si no me pongo un poquitin de rimmel, a la yeca no salgo, cosas de nami. A las calveras de los bondi de antaño, no las recuerdo. No creo que hayan transitado el mal gusto, puedo imaginarmelas muy divertidas, jajaja. Sobe bepi. Ade

ade dijo...

- Hola Liliana, es justamente lo que no hago, desesperar. Gracias y un abrazo. Ade

Adolfo Payés dijo...

excelente, eso somos con tus versos nos acercas a la ternura escrita, aun sabiendo lo que somos..

saludos fraternos

un beso

ade dijo...

- Adolfo, paso todos lo dias a visitarte, te leo, me gusta muchisimo tu poesis, sensual y profunda. Trato siempre de dejar mi comentario, pero no puedo abrir la pag. de comentarios, no se si será mi pc, seguramente ya debe ser hora de que la cambie por otra. Besos y te felicito por tu hermoso blog. Ade

La Maga Gris dijo...

"Enjuagamos nuestros ojos en los charcos para ver sin ver lo que seremos"... cuanta razón tienes querida Ade... cuanta.

ade dijo...

- Maguita, vos podes enjuagar tus ojos en agua cristalina, no contamines nunca tu alma tan linda. Bsos. Ade

Secta dijo...

La fachada golpea los estorbos... Me hiciste acordar a "el lobo esteparo", esa incertidumbre, esa soledad, esa calavera tan distante pero tan nuestra... muy bueno!!!

ade dijo...

- Secta, leí "El lobo esteparío", hace muchos años. Después intenté volver a leerlo, y cada vez que llego a la pag. 15, me siento un lobo estepario y no puedo continuar la lectura. Volveré a intentarlo. Amo a Hesse. Bsos. Ade

ARLES dijo...

creo que lo que somos nadie lo puede saber ni uno mismo y pienso yo que moriremos sin saberlo.

josé dijo...

Solemos ser un acertijo aún cuando por dentro creemos que tenemos todo claro. Alguien dijo que somos semejantes a un castillo de naipes,..y?

ade dijo...

- Y si creemos que lo sabemos, es probable que no sepamos nada. Besos y gracias Arles, por tu visits. Ade

ade dijo...

- Si amigo del alma, somos tan parecidos a un castillo de naipes y...el misterio del equilibrio y la esperanza de que los naipes no caigan. Bsos. Ade

El Peruano Dorado dijo...

Fragilidad, temor, angustia, incertidumbre, olvido ... Nuestro camino está construido sobre esas bases. Somos todo y nada.

Patricio

ade dijo...

- Si somos lo que somos, quien lo sabe!!! Bsos Peruano dorado y gracias. Ade