miércoles, 11 de febrero de 2009

Vereda

Al doblar la esquina nos encontramos con la vereda de la próxima calle. Es una vereda angosta, gastada por los pasos. Muchos la transitan durante el día, aunque siempre luce deshabitada. A los costados pedregullos de colores y aromas corroídos acompañan las marchas. Ese camino trajina junto a los desamores y las pasiones muertas. Al final de la vereda solo nos acierta la cara más oscura del desencanto.
Ade

27 comentarios:

SILVIA dijo...

PERO TAMBIEN PODEMOS ENCONTRAR UN GRAN AMOR, UN ENCANTO SORPRESIVO, UNA ILUSION¡¡¡¡
UN BESITO GRANDE ADE¡¡¡

SILVIA dijo...

PERO TAMBIEN PODEMOS ENCONTRAR UN GRAN AMOR, UN ENCANTO SORPRESIVO, UNA ILUSION¡¡¡¡
UN BESITO GRANDE ADE¡¡¡

Cardenal Farenas dijo...

Hola Ade, yo no pienso ser tan repetitivo como Silvia pero como ella pienso siempre en los encantos que me encontraré al doblar una esquina. Es más!! me sorprendo con sólo haber alcanzado a llegar!! (siempre he dicho que debo comprarme un auto)

Sabes? me gustó eso de "A los costados pedregullos de colores y aromas corroídos acompañan las marchas"

Bendiciones nuevas y de colores para ti

Marcela dijo...

La verdad es que debe haber pocas cosas más interesantes, por la cantidad de sorpresas que esconden, que doblar la esquina.
Hermosa descripción de algo tan cotidiano como una vereda.
Besos.

ade dijo...

-Si Slvia, encontremos una ilusion, y que esa ilusion sea una realidad. Besos. Ade

ade dijo...

- Bienvenido al ruedo Cardenal,somos unos cuantos los que andamos necesitando un coche, sería interesante entonces poder ver que hay en la pxima bocacalle, justo antes del cordón. Ade

ade dijo...

- Marcela, lo cotidiano de las cosas es la que las hace tan misteriosas. Un beso. Ade

Queiles dijo...

Esa vereda parece la síntesis de la historia humana. Magnífico escrito, Tendré que venir mas veces por acá.
Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Conocí esas veredas, me vine al mar. Las calles son de arena y al doblar cada esquina está la emoción de encontrarte algún día.

Besos de tuy amigo REL

caselo dijo...

Ade es una vereda en la que terminan los pasos o tal vez comienzan. Doblar la esquina es como deshacer el cruce de caminos y en ese vértice de surcos de la memoria sólo libertad.

Un fuerte abrazo de oso y un besito de mago

Carlos Eduardo

mimbre dijo...

Hola Ade...
Doblar en una esquina es dar vuelta una hoja de la vida, todo es posible, y la vereda es el paño donde construiremos ese posible.
Un abrazo
Osvaldo

Darson Joyce dijo...

Muy lindo!
Seguro todos tuvimos en algún momento ese entusiasmo por doblar la esquina y ver lo que había a la vuelta...
¡Y qué lindo cuando vemos o conseguimos lo que tanto anhelamos antes de doblar!

...Lamentablemente ella nunca más va a estar del otro lado de la vereda. (Pensamiento personal)

Un saludo. Te felicito!

Si querés pasá por mi blog y echale un vistazo a mi nuevo cuento "Aquel vestíbulo".

ade dijo...

- Quiles, nunca lo había pensado de esa manera, pero tenés razon, puede ser la sintisís de algunas historias humanas. Gracias por venir. Un abrazo.Ade

ade dijo...

- Poeta que enciende su alma cuando la besa el mar, la arena enamorada del majestuoso, atesora en sus entrañas la mas bella poesia de amor y de esperanzas. Un beso REL, un beso. Ade

ade dijo...

- Siempre estamos tratando de recomenzar,ire tras nuevos pasos y nuevas veredas. Gracias Caselo. Beso de maga y abrazo de osa. Ade

ade dijo...

- Gracias Osvaldo sos un gran optimista y el optimismo suele ser contagioso. Gracias y besos. Ade

ade dijo...

- Darson ya me estoy encaminando para "aquel Vestíbulo", voy para alla, nos vemos.Ade

Daniel Os dijo...

Es natural la desconfianza que genera una esquina.

Puede tanto significar un quiebre en el camino de los que tienen decidido continuar en línea recta luego de cruzar la calle, como también la preocupación o la ilusión de qué nos espera al doblar al fin de la cuadra.

Desde mi óptica personal, una esquina es una oportunidad de tomar decisiones, reafirmar la tomadas o sencillamente dar media vuelta al cordón… para no volver.


D.

Cecy dijo...

Ades, esa vereda me da escalofrio es que la he transitado y trato de quedarme lejos, sbes.

Besos, que lindo escribes.

Roberto dijo...

Escribes hermoso...tus versos me huelen a Buenos Aires (me fascina), a estrellas al otro lado del mar...

me gustó leerte! gracias por visitarme

David dijo...

yo creo que me di con ella y sangré. Y luego continué, y volví a sangrar. Y así... así, asi, así...
jajajaja. Besete!

Lilya Nuratis dijo...

yo estoy en una esquina, esperando ansiosa...

intuyo su sombra al final de la calle, no se si viene o se va...

pero lo veo ahi... dudando... en la otra esquina...


Besos Ade... hoy nostalgicos..
Lilya

ade dijo...

- Daniel,pero que pesado se hace a veces tomar decisiones, transitamos esa vereda tantas veces que ya le volamos las baldosas. Un beso. Ade

ade dijo...

Cecy, yo tambien trato de no pasar nunca más por ahí, hay veces que mis pasos se dirigen aunque yo no quiera.Besos.Ade

ade dijo...

- David, David... es la vereda del miedo y la desesperanza, siempre que la transites sangrarás irremediablemente. Un abrazo, Ade

ade dijo...

- Hola Roberto, gracias por tus palabras, hermosas palabras. Besos. Ade

ade dijo...

- La ansiedad nos hace hacer cagadas, yo soy muy ansiosa. Un beso Leyla,muy grande. Ade