miércoles, 7 de octubre de 2009

Cazuela de arroz y vegetales

El fuego está encendido
Busco arrinconarme en tus manos
La hornalla quema
Y ahí en el calor hacia una pequeña pausa,
Fuimos

Preparo la sartén
Corto en juliana el ají rojo
Lo mezclo con el blanco envejecido del arroz integral
Mientras pregunto, si debo resignarme a esto
que será creciente y ya no me sorprende

Cazuela de arroz y vegetales
Imprimen de color los aderezos
con una cuchara de madera los envuelvo
Y en silencio te pienso
por las calles del sol

Esta vez no agregare más fuego
Sólo colores de matiz contraste
Que evocaran tu rostro y tu sonrisa
En un gesto rebelde
De la metamorfosis

Mantel individual con esterillas
Cuencos de cerámica tierra y rojo
Los vasos los cubiertos
el pan caliente
comparto en soledad en esta cena

Completo en aire y fuego
El cuadro está colgado
La poesía intacta
La guitarra descansa
Silenciosa

Con un cuchillo de papel se cortan las palabras…

Ade

14 comentarios:

sonoio dijo...

de una extrema y sencilla sensibilidad...
y cuánta tristeza destila


un beso ade

Roberto Esmoris Lara dijo...

lo peor es el gesto sin respuesta y ese silencio que no interrumpe el viento.
(la soledad baila en la habitación de al lado con pasitos de insomnio)
Un beso, Adequerida, mi poeta.
El REL

Daniel Os dijo...

Veo que no cenaste sola… alguien sentado en tu interior saboreó los colores, los calores y los aromas de tu interior.

CONILANDIA dijo...

Un plato cocinado cálidamente, un recuerdo cálido, eso también, creo, tiene el aroma del amor.
Besos

Lim dijo...

Se cortan las palabras y el silencio, esos aderezos tan sujestivos puestos al servicio del amor imaginario, con el calor necesario.
Un beso grande.

ade dijo...

- La tristeza y la alegia querido Sonoio son instantes. Besos, muchos. Ade

ade dijo...

- Hola Rel, "El silencio que no interrumpe el viento", ay Rel cuantos vientos pasaron silenciosos, cuantas soledades se animaron a quedarse a pesar de uno, no? Gracias querido Poeta. En las Nereidas, siempre. Ade

ade dijo...

- Daniel, ni se enteró que cenaba conmigo, sólo yo podía sentirlo tan profundo. Besos. Ade

ade dijo...

- Coni, cunando falta el personaje principal el amor no existe, aunque aún me pregunto que es eso que llamamos amor. Besos. Ade

ade dijo...

- Lim, sigo preguntandome que es el amor, si el amor es estar solo, no lo quiero prefiero no amar, si el amor es tan maravilloso como cuentan, me gustaria que algun dia me maraville. Besos. Ade

Liliana G. dijo...

Tu poema duele, Ade, desgarra los silencios el traqueteo de los pasos que se van yendo aunque no se muevan...

Tu poema es un cuadro, se ve, se palpita, se siente...

Besazos, amorosa.

Marcela dijo...

Que contraste entre la dedicación de esa receta, de ese mezclar sabores, y la sensación de soledad en esa cena.
Diste sabor y calor... Eso no es poco.
Besos.

ade dijo...

-" El traqueteo de los pasos que se van yendo aunque no se muevan..." Liliana yo no podría decir mejor. Gracias poeta por este aporte. Besitos Ade

ade dijo...

- Gracias Marcela pero me he propuesto preparar las proximas recetas acompañada. Basta de lo mismo. La soledad aburre.Y si algo no soporto es el aburrimiento, es peor que la peor de las soledades.Besos. Ade