sábado, 10 de enero de 2009

Ahora si

Comenzó
desarmando
la cama, sacó las sabanas las fundas, buscaba, pero nada.
Dio vuelta el colchón..
Miro con desesperación la mesa de luz, abrió el cajón y tiro en el piso su contenido
Arañaba recuerdos, pero no la encontraba..
Abrió las puertas del placard, busco en las perchas, en las cajoneras,
En los abrigos, en los desconsuelos, en las batas colgadas, en las toallas, en las polleras, en las blusas, en los fantasmas, en los estantes superiores, en las vanidades, en las mantas de arriba, en las penas de abajo. Busco en los rincones, en las veredas, en las lámparas del techo, en las raíces del piso. Busco en la escalera, en el armario , en la luna en el cielo. Buscó en las alacenas, en la mesa en las sillas, detrás de las cortinas, en los taparrollos, en los cubreanhelos, en la escasez, en la abundancia, en lo justo, en los atropellos. Busco en el galpón de herramientas, en los lápices de colores apagados, en encendidas tintas. En las páginas amarillas de un libro, en páginas gastadas en páginas que nunca se escribieron. En la heladera, en el calefón. Se metió en las cañerías, en los contrapisos, en las vigas del techo, en los revoques alisados, en recuerdos ingenuos. Abrió el portón, buscaba en el atajo, en el árbol con hojas, en corazones secos.
Corrió hasta la esquina de la calle más próxima, busco en los cordones, en fuentes, en jardines, detrás de las macetas, arriba de los sueños, en las frases ajadas, en el calor del piso, en gélidas miradas, en los focos de luz, en ventanas ajenas.
Cansada muy cansada, busco en el espejo, reflejada de angustias y entonces así de pronto, azul como la vida aleteando ternura, se le posó en un hombro.
Ade

8 comentarios:

Adrianina dijo...

Eso es el fin Ade, ni mas ni menos, aunque sea duro hay que saber aceptarlo. Muy bien plasmado.

Besos bonita.:-)

Marcela dijo...

Que hermosa enumeración.
Que hermosa forma de describir esa búsqueda.
Precioso.
Un beso grande.

El Aviador Capotado dijo...

Buena senda de planeo y mejor aterrizaje. Precioso paseo por las calles de este cuaderno. Volveré.

Saludos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ade, aveces es bueno mirarse en los espejos, la ternura azul se repite sobre el hombro. Infinitamente.

Besos, enorme ADE!!!
REL

amor dijo...

qué preciosidad de búsqueda y de enumeración

yo quiero un cubreanhelo, no sé lo que es pero me da igual: si se llama así, ¡lo quiero!

s

mabel dijo...

qué bueno que aunque haya tantos hermosos lugares donde buscar, la respuesta está en el espejo.

Maravilloso Ade.
besote

mabel dijo...

qué bueno que aunque haya tantos hermosos lugares donde buscar, la respuesta está en el espejo.

Maravilloso Ade.
besote

josé dijo...

Mi bruja de arrabal, cada vez que vuelvo es un canto vivo, con todo lo que implica estar en este valle de lágrimas y desperdicios. Gracias por estar siempre por ahí sobrevolando las ruinas de la gran ciudad..