domingo, 8 de mayo de 2011

Regresos

Hay una fuerza mayor que la acompaña
Y despierta de alba prendió en su pecho
Desempuño martillos que taladran
A cinc muertes horror y desconcierto

Ella era pura corroída en fuego
El aire que corría la velaba
Y en fulgor de miles de atropellos
La calma acompaño festejos

Ade y su luna roja

3 comentarios:

Dani Clemente dijo...

Poderosa y dolida,
la luna roja

aridente regreso

isia dijo...

La crueldad del mundo y la dureza de la vida nos desenfrena y despierta en nosotros la mayor de las energías en forma de ira.

Magnífica forma de expresarte. Encantada de tenerte de vuelta.

Un saludo desde mi isla

josé dijo...

tu sentimiento aflora con fuerza y eso se aprecia, es una virtud que no se puede perder, saludos, amiga