domingo, 8 de abril de 2012

El profesor

Mi no amor toma café todas las tardes
Sentado solo en una mesa
Habla con él deshabitado
Dos medias lunas
Saca su pipa, relee un libro
Luego se inclina sobre una mina que pinta linda

Mi no amor pasa sus noches muy solitarias
Se acuesta temprano siempre enchufado a un monograma
Hace estadísticas, se mira serio, luego suspira
Y se levanta de madrugada

6 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Me alegra tu vuelta, con un bonito poema.

Un abrazo

RoB dijo...

Hola Ade!
Una vida muy monótona y programada, la del profesor...
Excelente texto, con pocas palabras logras pintar todo un personaje.
Saludos!!


RoB

josé dijo...

se ve que arrancamos al mismo tiempo, o casi, aunque nunca nos vamos definitivamente y conservamos este viejo amor llamado cruzagramas. Un abrazo ADE y démosle pa`lante, jaj

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ade!
Un no amor,un poco destemplado...

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

josé dijo...

jJajja, llegué para leer lo que conversamos pero me entretuve aquí y en otro post, dale, no perdamos este sitio, los blog "tienen ese no sé qué, ¿viste?"

josé dijo...

el anterior fue mi ultimo mensaje en tu sitio al que quise regresar por una tonta nostalgia, tal vez. El "tal vez" es sinónimo de apego a las cosas que nos hicieron bien, punto, debí decir las palabras que nos hicieron bien, pero no es lícito borrar la primera huella. Saludos, si andas por aquí.