sábado, 11 de octubre de 2008

Adrenalinico


Era difícil sostenerla. Venía en aluviones, así, con fuerza. Venía acaparando instinto, fuego, hambre, sed de más y más de mucho. Era la pasión, y las manos no te alcanzan, y querías sostenerla con los pies, la médula, las entrañas. Pasión agotadora, sin agotes. Pasión que obra en la piel, en los sentidos. Incontrolable. Fuego que incinera camas, paredes, puertas, ventanas. Cortinas al viento, ritmo de pasión. Sol y notas de pasión. Caravanas que hacen fila en busca de pasión. Inagotable, sensual y sexuada. Vivida, revivida y otras cantidades. Piel y más piel. Sudor adrenalïnico. Pasión de macho y hembra. Pasión incalculable. Rios y rias de pura pasión…

Ade

5 comentarios:

Groucho dijo...

ESTOY CANSADO, TANTA PASIÓN ME AGOTA.
UN SALUDO...

M. Jose dijo...

La pasión es así Ade, descontrola pero gracias a ella, a veces, sentimos la vida.
Un abrazo y feliz sábado, ya casi mi domingo
MJ

Nanu dijo...

Ade

Me parece maravilloso este texto . No se porque pero lo lei y te veia.
Ojala fueramos capaces de apasionarnos asi por todas las cosas y las personas, de vivir esa intensidad que a veces de tanto duele, pero que es eso que nos dice todavia estas vivo

Un besote enorme Adeee

Ivanov dijo...

ojala la pasión durara y fuera interminable

josé dijo...

Trasnochado encontré el resplandor de esta hoguera, ha quedado algo después de tanto fuego, estimada ADE?