lunes, 6 de octubre de 2008

Paradojas

Fuiste paradoja de mi centro
La que ahogo y confundió
Desde el abismo
Fuiste más del arroyo
en que dormía
Tratando despertar
al paradigma
La ausencia húmeda
las fronteras
Las luces tenues
que iluminan piel
El cansancio,
a veces la ruptura
El espesor de paredes ásperas
El piso frío de cemento
El fuego encendiendo
al témpano escondido
Fluidez de caricias
El contraste
El deseo
La culpa
Mi equipaje

Ade

2 comentarios:

josé dijo...

El texto es elocuente ADE, me alegra por vos, un amigo se siente feliz.

Ivanov dijo...

el mundo es paradójico