domingo, 9 de noviembre de 2008

Surcos de arcilla

Apareció en medio de una feria de pueblo. Todas las miradas giraron hacia esa figura altiva. Parecía tallada en arcilla. Nadie pudo hacerse el distraído. Era imposible ignorar la imagen que emergía como un segmento de tierra. De contextura sólida y firme. Calcularon su altura en dos metro y medio, aproximadamente. Su cara angulosa tenía facciones incaicas. Su frente amplia. Cabellos negros del más profundo negror, brillante, contenían estrellas. Los surcos en su cara eran caudalosos en palabras que contaban leyendas fantásticas. Sólo había que acercarse a ese rostro y escuchar. Ellos, pasada la primera impresión, comenzaron a percibir. Una vez iniciada la vigilia de aquellos atentos oídos, se pudo sentir el espesor de una mirada pura y sabían que iban siendo transportados hacia formas y espacios inimaginables. A medida que transcurrían las horas, miles de manos y de bocas pedían que continuase el relato de los surcos. Estos alcanzaban la tridimensión. Y entre tanto conocimiento y tanto candor, hombres mujeres de diversas edades se encontraron con lo diferente.
Hubo pánico hacia lo desconocido, hubo calma que venía de lo que quizá fuera posible, hubo lágrimas que sacudían los interrogantes. También hubo intensidad e ilusión
Nadie podía decir que había salido impune. Después de aquella visita ninguno volvería ser el mismo.
Cuando este hombre, diferente, se retiro de aquel lugar, surcos de diversas formas trazaban huellas moldeadas en tierra.

Ade

8 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Me llené de misterio con tu buen relato y pienso en las situaciones y personas únicas, en el deslumbramiento de un chico.

Gracias por tu visita y comentario. Coincido con vos. Reir.

Un abrazo.

josé dijo...

Quiero saber más de este extraño personaje que haz sacado de tu mente o de la realidad, muy lindo ADE, y digo bello porque lo traduce tu escrito, amiga de los primeros días por estos aires, adrogreceña.

M. Jose dijo...

Hola Ade, tu texto está rodeado de algún secreto que me parece hermoso y misterioso a la vez...
Me gusta porque te gusta la contradicción, como a mí....
Un gran abrazo amiga
MJ

Mar dijo...

El misterio de lo desconocido que nos cambia... Muy bueno. Saludos.

Ivanov dijo...

se necesita urgente fantasia e irrealidad, ya cansó lo logico y real.-..

M. N. A. dijo...

Excelentes palabras! Me encantó tu forma de escribir.
Por favor, pasa por mi blog y dame algún consejo para mejorar mi escritura:
www.aquellaspalabrasperdidas.blogspot.com

Nehuatl dijo...

Necesitamos surcos de arcilla para toda la humanidad entonces.

Me gusto como lo has escrito.

Un beso.

M. N. A. dijo...

Ya esta la segunda parte de "La escritora". No te lo pierdas. Saludos!