jueves, 25 de diciembre de 2008

Entremezclado

Y entonces comienzo a caminar para ningún lado. Espero no se que cosa, porque no puedo concentrarme en más esperas y existe la realidad que es pura realidad de a ratos; o es pura imaginación de tiempos largos. Está la realidad virtual que es eso incontenible, sólo lo incontenible que trato de contener por algún lado, pero tampoco sirve y me voy quedando sin realidades a la espera de un milagro que tampoco se como se usa, porque los milagros son solo otras realidades virtuales que inventamos para contener nuestra finitud.
Ade

3 comentarios:

josé dijo...

O es que tu velocidad supera metas que no ves al pasar? / todos esperamos, inventamos y fabulamos en el afán de hacer de este pasaje mundano una película lo más agradable posible, queremos darle una mano de barníz a la realidad que nos encierra, por amor, o por falta de el, o porque vemos esa finitud como una espada de Dámocles. Si hay alguien que está más allá de esto, "macanea"

M. Jose dijo...

Todo es temporal. Los dioses y los universos, virtuales o no, van y vienen. Nada hay real, todo es cambiante y transitorio, la espera mata al presente...
Un fuerte abrazo Ade y Feliz Navidad.
mj

Ivanov dijo...

A veces me desconecto de la realidad, como el milagro de un transeunte